Si tiene el suficiente valor dramático, por supuesto que puedes meter un velocirraptor en la trama. Faltaría más.

martes, 15 de abril de 2014

Tutorial: Estructura de un episodio cualquiera de "shitcom"

Escribir comedia siempre es difícil. Para mí es, sin duda, el género más complicado porque el humor no es el mismo para todo el mundo. Ojalá lo fuera y hubiese pautas simples que seguir para hacer gracia. Yo me parto el culo cada vez que me cuentan chistes del estilo a los siguientes:

"–Perdón, venía a ver el piso contiguo. –¿Conmiguo?"

"–Hola, me gustaría alquilar Batman Forever. –Lo siento, pero tendrá que devolverla... tomorrow"

Son absurdos, son chistes idiotas. Pero me encantan. Y los he contado en muchas ocasiones y hay gente que no les hace ni puta gracia. El humor es complejo. 

Sin embargo, la ciencia y la tecnología avanza, y varios científicos de la prestigiosa universidad de Michigan han llegado a la conclusión de que en las sitcom, tanto españolas como americanas, hay mucho de ciencia. En este artículo que aquí os traigo exponen la guía básica para estructurar una típica trama humorística que funciona muy bien en cualquier contexto y con cualquier personaje. Vamos allá. 


1) Tenemos a un personaje que va a ser un poco el protagonista del episodio de esta semana y que está haciendo cosas en una casa o en un bar (mítico el bar) o donde sea. El caso es que, o bien se agacha a recoger algo, o bien podemos complicarlo más y hacer que está en misión de infiltración para robar galletas. Yo que sé. O que está cagando en un baño. El caso es que de pronto entran dos personajes secundarios hablando de algo fuera de contexto, algo que nosotros sabemos de qué va, pero cuando nuestro prota escondido empieza a escuchar todo se tergiversa por completo y parecen cosas que no son. Por ejemplo, que un amigo suyo tiene cáncer, que le van a despedir, que su novia no le quiere o que le están poniendo los cuernos. Cualquier cosa vale. 

2) Entonces el prota sale de donde tenga que salir y se queda flipando. Puede decir en tono jocoso: "¿Serán cabrones?" si la conversación ha tenido un tono negativo, como que le están poniendo los cuernos; o podríamos hacer que diga: "Oh, Dios, eso explica muchas cosas", si lo que queremos hacer es que escuche que es probable que su mejor amigo es gay y le está tirando los tejos. 

3) Ahora bien. ¿Qué puede hacer este personaje? ¿Hablarlo directamente con la fuente de rumor? NOOOOOOOOOOO. Te recuerdo que tienes 55 páginas de guión que rellenar (en guiones de series se puede usar este término), no puedes forzar la lógica del personaje para que vaya a hablar directamente con los personajes implicados. Este prota asumirá que todo es cierto aunque sólo ha oído un trozo de la conversación de 5 segundos. Irá a donde su supuesto amigo con cáncer y le tratará muy bien, como si fuese su último día. Se pondrá tenso cada vez que hable con su supuesto amigo gay porque no quiere que le bese pero tampoco quiere ser descortés con él. Intentará buscar pruebas de con quién le está poniendo los cuernos su novia y pegará a quien más opciones tenga. Imaginación al poder. 

4) Finalmente cometerá un error enorme que le dejará en evidencia. Yo qué sé, decidirá besar a su amigo antes que él para no parecer descortés ni parecer homofóbico. Le comprará a su amigo una sala de hospital para él sólo gastando los ahorros de algo gordo, o el regalo de sus sueños, o le dejará acostarse con su novia porque nunca lo ha hecho y es lo que quiere antes de morir. Dará de leches al amigo con el que cree que está liada su mujer y se lo contará a la novia del otro y tendrán bronca. Tiene que ser algo mega jodido de solucionar. Al final las cosas se tienen que liar tanto que el protagonista se tiene que arrepentir, ser bueno, confesar que todo ha sido un error, que entendió mal todo y que no volverá a pasar... hasta el próximo episodio. Todos volverán a ser felices y el orden se restaurará. 

*Y también hay una variante en la cual el personaje víctima se entera de lo que está pasando y decide aprovecharse de nuestro protagonista para sus propios intereses, por lo que la moralina se invertirá o se repartirá. 

"Aquí estamos, en Michigan, estudiando series."

Y el estudio concluye con las tramas más divertidas para cualquier sitcom. Así que si sois escritores y no se os ocurre nada, adelante. Usadlas sin tol si sol que seguro que hacen que tu vecino se despolle como un loco en su sofá y deje de preguntarse por qué con 50 años sigue soltero. Allá van. 

1) Mis padres van a estar todo el finde fuera, FIESTA: habitual en series de jóvenes idiotas con las hormonas por las nubes y que ven en la fiesta en casa una oportunidad de ser más populares en su escuela o conseguir a la chica de sus sueños. O ambas tramas a la vez. Lo que pasa es que la chica siempre se lía con otro tipo y el prota acaba descubriendo su verdadero amor o se tira a una muy fea. Ah, y siempre acaban destrozando la casa. 
"Creo que mis padres me van a reñir."

2) Beso Accidental: muy fan del beso accidental una noche de borrachera, pero aún más fan de cuando dos se caen por accidente al suelo y acaban follando. Tronchante. Pues oye, es algo que se repite en todas las jodidas series. Y luego tienes para un montón de situaciones tronchantes, como aparentar delante de los demás que no ha pasado nada etc. 
"Debería haber practicado con mi hermana antes de venir."

3) Hijo, es hora de que hablemos de sexo: "Hola, hijo. Tu madre y yo hemos oído que te has ido de putas con tus amigos de primaria... Creo que ha llegado la hora de tener una conversación de adultos." Una trama muy cómica en su día pero que ahora está cambiando a ser el hijo quien habla de sexo a su padre. Porque nuestros padres no tienen ni idea de que es un bukake y mierdas de esas. Ahora son los chavales quienes ayudan a los papás con problemas de pareja que pueden mejorar su relación con nuevas posturas y maquinitas. Tu público te agradecerá esta clase de tramas. 

4) La Mascota Perdida: –¿De quién es? ¿En el collar pone algo? –¡Vamos a buscar al dueño! –Eh, ¿y si llamamos a la policía? –¿Eres tonto? Vamos a la aventura. Un clásico de la comedia. 

5) Romper el Jarrón Favorito de Mamá: se puede combinar sabiamente con la trama de la fiesta en casa. Hay que ocultar que la madre se fije en que antes ese jarrón estaba ahí mientras es reparado o se compra otro. Al final siempre les pilla y los chavales tienen que confesar, porque como he dicho antes, en este tipo de tramas prima la moral, y los errores hay que confesarlos. 

6) Los Personajes Compiten en un Concurso de la Tele: una forma sencilla de generar conflicto entre dos personajes, luchar por un premio. Que se hagan juego sucio, trampas, que acaben muy enfadadas. Y al final se den cuenta de que su amistad es mejor que el premio. Qué bonito. Tu madre seguro que llora. 
"Don't stop me noooow!"

7) Tengo que Hacerme pasar por Gay para gustarle a una Chica: la forma más efectiva de acabar enrollándote con ella, sin duda. Él super celoso porque ella le habla de todos los chicos que la ponen a saco y él mordiéndose las uñas y llorando en la ducha mientras se masturba. Al final él la besa y ella se queda flipando. 

8) Apuestas: la mítica es la de serás mi esclavo/a una semana. En este tipo de tramas la mujer siempre gana porque si no la serie podría ser denunciada por grupos feministas al día siguiente. 

9) Parece que nos hemos quedado atrapados en este ascensor: se dice en el mundillo que es ilegal no usarla. No sé por qué, pero debe ser porque es como lo habitual que suele pasar en la vida real. Eso sí, el gremio de los ascensoristas siguen luchando para que se prohiban este tipo de tramas. 
"Será mejor que nos dividamos. Primero yo me follo a esta tía y vosotros nos miráis."

10) Episodio Especial: típico momento en que tienes doce tramas y te queda la del decimotercer episodio y no tienes ni puta idea de qué hacer, encima ya saber que no habrá segunda temporada. Pues nada, mete un episodio recopilatorio de los mejores momentos de esos doce episodios y los mejores chistes seguidos. Siempre funcionan porque son muy familiares y a la señora de Cuenca le suelen gustar las canciones que usas para las secuencias de montaje. 


Con todo esto ya deberíais saber hacer episodios de una sitcom nacional. Así que venga, nada de excusas. ¡A escribir! 


5 comentarios:

  1. ¡Epic! Yo te hago el trailer de la shitcom o de cualquier película palomitera. Si te pasas por este post, te explico cómo:
    https://elcinemapirata.wordpress.com/2015/04/21/anatomia-de-un-trailer-de-cine/

    ResponderEliminar
  2. La verdad muy creativo y gracioso todo el informe para molestar a las sitcom, y sí, es cierto que son muy "clichés" principalmente las "ochen-noventosas" pero por suerte uno es libre de escribir lo que quiera sin reglas jeje. Me sale fácil el humor, escribo varios sketch y también sitcom, pero soy malísima escribiendo otras cosas, ej: terror. Lo que quería comentar es que no he usado ninguna (ni pienso hacerlo) de estas "pautas" que tienen las series de comedias acá mencionadas y me subió el ánimo saberlo. Muchas gracias, Guionistaenfurecido ¡Saludos desde Argentina!

    ResponderEliminar