Si tiene el suficiente valor dramático, por supuesto que puedes meter un velocirraptor en la trama. Faltaría más.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Los errores más comunes cuando escribes un guión (Parte 1)

Seguramente hayas mandado un guión a una productora y, tiempo después, (años quizá), te haya llegado el famoso correo de "Lo sentimos, pero no es lo que estamos buscando en estos momentos". Qué rabia, ¿eh? Pues sí. Afortunadamente justo hoy he leído esta infografía (en inglés) de un lector de guiones estadounidense que hizo unas entretenidas estadísticas de los más de 300 guiones que ha leído, incluyendo los errores más comunes que ha visto. Por ello me lanzo a traducirlos, ampliarlos, recopilarlos y a añadir otros errores típicos. Empecemos. 


El guión es muy largo o muy corto: Personalmente creo que es mejor pasarte que quedarte corto. Pero eso sí, no hay nada peor como leer un bodrio de historia de 200 páginas. O al contrario, leer un guión de 90 páginas que tiene 20 páginas interesantes y 70 de paja. En tal caso, mejor hacer un guión de cortometraje decente que una película aburrida. Crea escenas que tengan un significado, que sean realmente importante, no metas relleno porque sí. 
Recuerda: entre 80 y 130 páginas está bien. Entre 90 y 100 es perfecto. 
"Quita tres mil páginas y es producible"

No os asustéis, es un guión de videojuego, de esos 
que tienen varios finales. Aún así, sí, es muy tocho. 

El conflicto es más simple que el mecanismo de un chupete: Un conflicto no tiene que ser tan complejo que prácticamente nadie pueda comprenderlo, pero tampoco tan simple que se resuelva en veinte minutos no consecutivos de película. Tiene mucho que ver con el error anterior. Tienes una trama que se puede resolver en veinte páginas, pero aún así, la historia sigue, y sigue, y sigue, y no llega el final, porque todo es rollo que no lleva a ningún sitio. Un ejemplo que me viene a la cabeza es éste


El conflicto es arbitrariamente complejo: Una cosa es que mezcles diferentes elementos en un guión hasta crear una especie de thriller apocalíptico sobrenatural de humor negro con toques shakespearianos con velocirraptores y vampiros cocainómanos porque crees que complejidad argumental es lo mismo que petar el guión de mierda. Pues es importante saber que no. 

La historia empieza demasiado tarde: Este es el error más común según la infografía de arriba. Tenemos tantas cosas que contar, tanta información que dar al espectador, que a veces olvidamos engancharle en la butaca. Además, cuando revises, te darás cuenta de que mucha que de la información que das está repetida o es irrelevante. Y también es un fallo típico acumular toda la información en el primer acto, en vez de ir diseminándola poco a poco a lo largo de la trama. 
Truco: si realmente tienes que dar mucha mucha información... prueba a empezar con un "in media res", es decir, empezar la película con un flashforward de cosas que van a pasar a lo largo de la peli. Un ejemplo random, 'Misión Imposible 3'.  

El guión descarrila en el tercer acto: Es mejor sorprender que decepcionar al final. Puedes ganarte al público con una película normalita y un final acojonante; pero nunca con una película normalita y un final decepcionante. El final es muy importante, no te conformes con hacer cualquier cosa. 

El guión se deja preguntas sin contestar: Creo que no hay nada más odioso que que te planteen una serie de misterios y luego no se resuelvan. Lindelof, ejem ejem. Esto no quiere decir que no puedas cerrar tu historia con un final abierto, pero al menos resuelve el conflicto de la premisa que has iniciado. ¿Quién es el asesino? ¿Se casan al final? ¿El prota ha conseguido su objetivo? 

El guión es un conjunto de anécdotas: Mola 'Easy Ryder', ¿verdad? Y de 'Pulp Fiction' ni hablamos. Pero un error tratando de emular nuestras más queridas películas de estructura episódica es juntar diferentes anécdotas chachis una detrás de otra que no aportan nada aparte de movidas random sin conexión. 

El guión es una experiencia del guionista: Uf, cuidao con esto. Esto es peligroso porque tú, guionista, quieres plasmar todos tus sentimientos en una historia que viviste y sólo tú conoces, pero muchas veces suele pasar que el público no la entiende por ser tan personal. Cuando algunos recomiendan cambiar ciertas cosas, estos guionistas suele aferrarse a su historia como una madre a un bebé. 

La trama avanza gracias a coincidencias y deus ex machinas: Todos los manuales de guión lo dicen: las casualidades que meten al prota en problemas BIEN; las casualidades que le salvan MAL. Las primeras, menos conocidas, se llaman "Diabolus ex Machina", las segundas "Deus ex Machina", el dios que bajaba en una máquina con poleas y ponía orden entre el prota y el antagonista en los anfiteatros de la antigua Grecia. Y es que cuanto más causal sea una trama más creíble es. 

El final es un deus ex machina que te cagas: Uno de estos Deus al final de la película puede ser tremendamente decepcionante para el espectador. Imaginaos que el malo está a punto de matar al prota y en ese momento un pájaro random le lanza una mierda a los ojos, le deja ciego y el prota aprovecha ese momento para cogerle el arma. No. 
Pero eso no significa que no se pueda hacer. Un ejemplo reciente, si vais a ver 'Blue Jasmine' veréis uno muy cantoso al final. Además los mismos personajes lo dicen. Y no queda mal tampoco. ¿Por qué? Porque es algo posible que pasase, no es descabellado que esos dos personajes, que ya tenían una relación anterior, se encontrasen de nuevo. Al menos no tanto como el pájaro cagón. 

Las escenas no tienen una mierda de conflicto: Lo dicho, muchas escenas de puro relleno. Cada escena tiene su razón de sí, y para eso sirve hacer una escaleta, donde tienes que poner en el encabezado lo que pasa resumido en una frase. Eso te enseña a ver la importancia de cada escena dentro de la historia. 
Hay que planear muy bien las escenas para que tengan ritmo interno, tanto en diálogos como en movimiento de los personajes por el escenario, que no sólo hablen, sino que interactúen con el espacio, hombre. En muchos manuales he leído lo de valores positivos y negativos bla bla bla, ¡me aburro! Lo importante es que esa escena sirva para hacer avanzar la trama, que ayude en la evolución de los personajes y toda esa mierda. 

El guión es repetitivo de cojones: Especialmente cuando los guiones se desarrollan en un lugar cerrado y pasan las mismas cosas una y otra vez. O cuando el prota es un detective que va a interrogar a un tío, luego a una puta, luego al mismo tío, luego volvemos a donde la puta... ¡Qué coñazo! Para hacer eso, casi mejor mete una persecución poco o nada justificada dramáticamente. 

El guión está plagado de lugares comunes: Típica peli de detectives donde el prota se enamora de la prostituta. O una de terror de una cabaña perdida en el bosque (no cuenta 'Cabin in the Woods'). Una historia intimista en un pequeño pueblo. No sé, hay que alejarse de esos lugares típicos y jugar con localizar nuestras historias en diferentes sitios y épocas. 
"Otro puto sótano no, por favor"

Si lo vuestro es el cine de terror, 
esta entrada os interesará.

El tono del guión varía según la escena: Puede ser que la película empiece como una película de detectives, se desarrolle como una de ciencia ficción y acabe como una de terror. O que haya un personaje en un drama que no pare de soltar chistes cojonudos y no pares de despollarte. Coño, coge a ese personaje y mételo en una comedia, que seguro que lo petas, pero no en este drama. La solución está en dejar claro desde el minuto uno el tono, el color, el aire, como queráis llamarlo, porque a veces eso puede desorientar al espectador y hacer que se extrañe cuando no debe. No va a saber qué esperar de tu peli y al final va a cabrearse y te va a mandar a tomar por culo. Y no queremos eso. 

LEER PARTE 2  

Puedes seguirme en mi página de Facebook para que no te pierdas ninguna entrada nueva.

4 comentarios:

  1. Leyendo esto recordé cuando hacía bachillerato artístico y nos mandaron a escribir un guión (uno cortito). Acabo de comparar mi guión con éstos errores y CREO que no he cometido errores enormes. Pero no me quedaré tranquila hasta que lo sepa con seguridad...

    ResponderEliminar
  2. muy bueno todo lo que escribes y muy divertida tu forma de explicarlo, deberias escribir una comedia...

    ResponderEliminar
  3. He buscado en Internet lo del guion de 2000 páginas de Beyond Two Souls y fue una broma de los creadores, sólo la primera tenía algo escrito, las 1999 páginas restantes estaban en blanco.

    ResponderEliminar
  4. Este blog está de puta madre. Gracias Guionista Enfurecido.

    ResponderEliminar