Si tiene el suficiente valor dramático, por supuesto que puedes meter un velocirraptor en la trama. Faltaría más.

sábado, 5 de octubre de 2013

Crítica: Sharknado (parte 1)

Bienvenidos al análisis de Sharknado, donde comentaré todos sus fallos de guión, gazapos, incoherencias argumentales, frases absurdas y mucho más. Disfrutadlo. 

La película empieza con una aburrida conversación entre el capitán de un barco pesquero y un asiático que quiere comprarle el negocio. ¿Tiene algo que ver con la trama? En absoluto, por supuesto. El asiático decide coger el dinero y ponerse a disparar en su barco, a miles de kilómetros de la costa, sin botes, sin posibilidad de escapar. Supongo que durante un segundo le pareció buena idea, pero al resto de los mortales como que nos choca un poquito. Pero nos la pela, porque ambos son devorados por los tiburones en menos de lo que canta un gallo. Sólo me quedo con la frase de "No debemos temer a los tiburones, ellos deberían temernos a nosotros. Salud" o la de "–¿Qué ha sido eso? –Se llaman olas, se producen de vez en cuando". Diálogos magistrales donde los haya.

Ahora cambiamos a una playa de Los Ángeles. Con todos los tópicos que eso conlleva.

FRASE: Qué buenas vistas... Pero prefiero las olas.

Así se define nuestro protagonista: Fin Shepard, un gentleman de los que ya no quedan. Y también conocemos a su fiel amigo, Baz Hogan, un tipo duro, pero buena persona también. Están ahí, cogiendo olas mientras una tormenta de la hostia se aproxima.


Y en breves, en el bar al final del muelle de Santa Mónica, conocemos a la chica de la película: Nova. Camarera, sacrificada, y muy, muy tetona. Lo primero que vemos de ella no son las tetas, sino una cantosa cicatriz que tiene en la pierna. ¿Qué le habrá pasado? A mí me importa una mierda, pero vamos a ir descubriendo su... secreto.

Y también conocemos a John, un viejales que mete mano a la chica y ésta le echa la bronca. Eh, pero que luego son tan amigos durante el resto de la peli. Pero volvamos con la cicatriz. Después de echarle la bronca al viejo, éste le pregunta por la cicatriz. Se conocen desde hace bastantes años, y ahora se da cuenta de que nunca le ha hablado de cómo se la hizo. "Me corté depilándome", es lo único que dice. Venga, todos sabemos que va a ser algo relacionado con un tiburón, no jodas.

Ahora volvemos a la playa con Fin surfeando intentando ligar con la de los pechitos. Mierda, viene un tiburón. Vemos miles de aletas dirigirse a la costa. Entonces vemos a Fin gritar: ¡¡Tiburones, vienen tiburones!!, todo eso flotando en el mar agarrado a la tabla. ¿Ninguno de los miles de tiburones se fija en él? ¿Ni un muerdo? Bueno, será que no le han detectado aún.

Ah, pues no. Ya le han detectado. Pero por suerte le ha detectado el tiburón más lento y patoso. No como esos de la costa que se comen a gente incluso en la arena. ¡Menos mal! Entonces otro tiburón mediocre ataca a Baz, montado en su moto de agua, y le muerde en la pierna. Pero llega nuestro héroe, Fin, y le golpea en la cabeza con su tabla de surf. Coge los mandos de la moto y llegan a la costa. No sin antes darnos otra frase para el recuerdo: "Esos tiburones no tienen educación". ¡Ohu yeah!

En la playa, Nova va corriendo hacia ellos, to' preocupada por sus amigos. "Podrías haber muerto, ¿estás loco?". ¿Cómo? ¿Por qué dice eso? No ha podido ver lo que ha pasado mientras estaba corriendo, además la opción de salvar a su amigo y coger la moto acuática para llegar a la costa en vez de nadar a braza entre miles de tiburones parecía mejor opción. Así que no sé qué cojones dice la tía. Y luego tenemos otro detalle que nos aporta más "información" sobre el pasado de esta atractiva camarera. Mira el mar lleno de tiburones preocupada y Fin la mira y le pregunta a ver si está bien. Joder, algo profundo y torturado bulle en la cabeza de esta chica, ¿qué será?

Ahora están todos en el bar tomándose unas birras: Fin, Baz, John y Nova, la camarera. Baz cuenta cómo el legendario surfista ganador de premios, Fin Shepard, le salvó del tiburón hace unos minutos. También descubrimos que Fin es el jefe del local, y que rechaza los mimitos de Nova, su única empleada, por lo que parece. La tormenta se intensifica, parece que va a haber un tornado y Fin decide llamar a su familia, que también tiene. Su ex mujer y su hija, que viven a más de 100 kilómetros del mar, pero él les dice que evacuen, que podría ser peligroso (todo mientras él se toca los cojones con el bar a reventar en el muelle de Santa Mónica).

Minutos después decide que ya es hora de que todos se vayan a casa, que va a cerrar el bar. Pero él no, que tiene que proteger el bar. Nadie quiere irse y de pronto un tiburón entra por la ventana. Pero nuestra camarera favorita coge un palo de billar y le atraviesa el cerebro sin pensárselo dos veces. 
Wow! "Hay que ver cómo los odias para ser ecologista", dice Baz. Uyuyui. Una cicatriz con forma de mordisco de tiburón, odio a los tiburones... creo que esta chica tiene un pasado turbio con los tiburones... Pero no adelantemos acontecimientos, eso sería demasiado evidente, ¿no?

El caso es que deciden coger armas para defenderse. Armas contra tiburones, como por ejemplo... Una escopeta, un bate de beisbol o un taburete. Lo típico cuando vas de caza. Y un divertido guiño a 'Tiburón' cuando Baz se cae al suelo, un tiburón que aterriza en el muelle trata de morderle y éste le mete una bombona de oxígeno en la boca. Luego Fin dispara y ¡¡boom!! "¡Eso te pasa por intentar comerme!".

Ahora un poco de calma, el lugar ha sido destrozado y tomado por policías, ambulancias, bomberos... La tormenta parece haberse calmado. 
A pesar de que parece que ya no hay peligro, Fin sigue preocupado por su mujer e hija. Sí, las que viven a más de 100 kilómetros, así que decide ir a ver si están bien. Ah, y Nova, nuestra aventurera camarera se queda flipando cuando se entera de que Fin tiene mujer e hija. ¿En serio? ¿Cuánto llevan trabajando juntos? ¿Tan callado es Fin sobre su vida privada? Pues ahora no lo parece, porque no para de hablar sobre ellas... Mucho más tarde nos enteraremos que también tiene un hijo. Mi teoría es que los guionistas lo incluyeron en el último momento, porque no hemos sabido nada de él hasta que aparece, pero luego hablamos del hijo.

"¿Tienes mujer e hija?"

El caso es que deciden coger el coche todos juntos, los cuatro, y ponerse rumbo a la casa de la ex de Fin. Ninguno tiene nada mejor que hacer, por lo que parece. Empieza a llover y las carreteras a inundarse. 
Mientras los tipos van en el coche (nunca vemos el exterior) se intercalan planos de la ciudad con agua. Lo raro es que primero son edificios altos con mucha agua, luego casitas con poca, luego otras casas con menos agua, luego con más, luego con menos... Nunca sabremos el grado de inundación exacto.

"–Ese fondo blanco es un croma, ¿no? –No, es así."

"Esto parece Los Ángeles, sí"


"Todo inundado y se intercala este plano. ¿Error de montaje?"


"Pero, ¿de dónde coño sale esa niebla? Por cierto, fijaos en los ángulos extremos de esta secuencia..."

Nuestros protas llegan a la salida de la autopista donde se encuentran a este tipo que les dice:
–Retroceded, necesito salir de aquí. (Nadie te lo impide, muchacho...)
Y Nova:
–Vuelve al coche, no es seguro estar aquí afuera. (¿Aquí, dónde? A una carretera donde la única agua que hay es la de la lluvia?).

¡Y de pronto llega una potente ola que inunda la carretera! Tal y como estaba previsto por Nova. El tipo ese muere por no haber hecho caso a la camarera tetona. Mala suerte.

La parte baja de la carretera se empieza a inundar y Fin, en su afán heroico, decide echar una mano a la peña que está muriendo devorada por tiburones. Pero el caso es que... en algunos planos breves... no vemos peligro alguno.


"El agua no está subiendo, pero mi perro está atrapado :("

La pregunta ahora es... ¿Quién lo salvará? Pues el viejo con su taburete mágico. El único héroe de la fiesta, porque Fin lo único que ha hecho ha sido gritar que salgan de ahí, lo cual ya lo estaban haciendo. Por lo tanto... es gilipollas.

Pero más gilipollas es John que, a pesar de haber salvado la vida del perro ese, su destino va a ser tope trágico. Por lo cual, el mensaje que la película propone es que si salvas al perro, vas a morir. Si eres gilipollas, vas a poder destripar tiburones con una motosierra.

"Hostia puta, una ola llena de tiburones"

Si la carretera estaba inundada no entiendo este plano

Acaba de morir su amigo y lo único que dice es "Esto no se acaba, están en los canales de alivio, en los desagües. No se van a quedar en la costa. Llegarán a todas partes." Que sólo le queda coger a Nova y gritarle mientras la mira a los ojo: "¿Lo oyes? Llegarán a todas partes, estamos jodidos, jodidos, vamos a morir."

Y atentos a este diálogo en el coche momentos después.
–¿Sabe April (la mujer) que vas?
–No, pero al menos estaremos seguros en la montaña.

¿Quéeeee? ¿Pero no iba allí porque decía que no estaban seguros? Lo dicho, este tío es gilipollas. En fin, que llegan a Beverly Hills, las montañas, donde se supone que ¿están seguros? Ja, eso ya lo veremos.


Llegan a la mansión de la ex mujer y ésta se queda flipando. Yo también me quedaría flipando. Pobre marido, ¿no? Es el mejor surfero del mundo pero se gana la vida en un bar en la costa mientras ella se da un lujo de vida en una mansión en Beverly Hills.
–Largaos. ¿Quién es ella?
–Es Nova, trabaja en el bar.
–Quiero que te vayas, coge a tu amiguita striper y largaos.

¡Jajaja! Brutal los diálogos de esta parte. Sobre todo cuando una alcantarilla próxima revienta y sale un tiburón cual geiser. Nova se lo carga de un disparo y añade "Por cierto, no soy striper". Brillante.

Y ahora conocemos a la hija y al nuevo marido de April. El típico pijo repelente. Fin le explica que Los Ángeles se está inundando y que quiere llevarse a su familia. Lógicamente, el tipo este no lo va a permitir. "April es mía", dice chulesco. A los dos diálogos ya sabes que va a morir.

Las fotos de la casa son lo mejor.

"Paul, no seas borde, sólo se preocupa por nosotras" April, la que le estaba echando la bronca hace un momento por lo mismo.

Entonces Nova dice que hay un tiburón en la piscina. El pijo no se lo cree y va a ver. Y de pronto el tiburón atraviesa la ventana y se lo zampa. Con ello, toda la planta baja se llena de agua cuando segundos antes habíamos visto que no había ni un centímetro inundado afuera.

"Dale con el bate a este tiburón de cartón mientras yo saco lo que queda de Paul de su boca, a ver si sigue vivo, que así April se pone contenta"

Y es ahora cuando nos enteramos de que Fin tiene un hijo. Cuando todos deciden por unanimidad que lo mejor es irse pa'l interior del estado, la hija le suelta que antes tienen que recoger a su hermano, que anda en la escuela de vuelo. Fin se sorprende, no tenía ni puta idea. Normal, porque es un padre de mierda.

"¿También tienes un hijo?" Nova.

Cara de Baz. 

Ahora el plan de Fin para salvar a su familia es bajar las escaleras y distraer al tiburón, el cual ha crecido varios metros desde su último encuentro, segundos antes. 

También otro detalle llamativo es cómo coño se puede ocultar un tiburón en medio metro de agua, la cuál varia constantemente, sobre todo al final de la escena, cuando nuestros protagonistas consiguen salir de nuevo a la calle.

¿Pero qué es esto? ¿No estaba inundado? ¿No debería haber salido todo el agua al abrir la puerta? ¿Por qué está cerrada? ¿No deberían dejarla abierta para que salga Fin? Por cierto... ¿De dónde cojones sale Fin? 
Eh, ahora se abre la puerta. ¡Al fin! Pero... ¿Por qué estalla todo? ¿De dónde sale agua con tanta fuerza? 

La casa se hace mierda, pero no sabemos por qué. Curiosamente las casas de al lado permanecen intactas. 

"Lo importante es que estamos bien"

Otra frase para el recuerdo: Nova carga la escopeta y Fin añade "Estás muy sexy cuando haces eso."

"–La tormenta está amainando. –¿Cómo lo sabes? –Porque ya no hay tiburones volando."

Y ahora mi escena favorita de la película. La absurda escena del autobús. Fijaos en la altura a la que está el agua, porque va a cambiar varias veces a lo largo de la escena. Aparte de que el tiburón tiene que ser pequeño de cojones para que sólo se le vea la aleta dorsal a esa altura. 

Fin decide parar diciendo "Podría haber niños, hay que ayudarles". Nadie en el coche quiere parar. April suelta algo en plan "Joder, siempre igual, siempre queriendo ayudar a otros en vez de a tu familia". Yo hubiese añadido "¿Qué prefieres, ver morir a tu hija o a veinte niños de la escuela?" ¡Qué conflicto! 

¿Vosotros veis a algún niño dentro? Porque yo no. 

El plan de Fin va a consistir en parar en el puente y lanzar un cable para que los niños puedan subir. 

Ojo a esta escena... ¿Recordáis la altura que había junto al autobús? ¡Ahora parece un océano! 

¿Y qué me decís de esta captura? ¿No se suponía que lo de abajo estaba completamente inundado? Pues ahora está seco como un desierto... 
Pasan coches, tanto por el puente como por la carretera de abajo. Ninguno ayuda. 

El caso es que Fin, él solito, sube a los niños y al conductor de pintas extrañas. Mientras su hija se toca los huevos con el móvil. Baz le dice que ayude a su padre y ésta se acerca al puente y se pone a mirar. Ya está. Así ayuda ella. 

"Odio los tiburones, soy de Wyoming. ¿Sabes? Vine aquí para ser actor" Pues haciendo esta clase de pelis... mal vas. 

Por supuesto, la cuerda empieza a romperse, pero nada, falsa alarma. Todo sale bien. Los niños son rescatados y Fin es un héroe. 

Y hasta aquí la mitad de la película. Mañana escribiré la segunda parte de este análisis pormenorizado de Sharknado. ¡No os lo perdáis! 

8 comentarios:

  1. ¿En serio Estados Unidos gasta dinero para hacer ésta clase de mierdas?

    Odio que la gente se meta así con los tiburones, si éstos no hacen nada (sólo hacen daño cuando están muy hambrientos y eso, porque ni siquiera les va la carne humana).
    Molaría más con orcas... ésas sí que son crueles, ahí, jugando con cadáveres de niños...

    Joder, se me ha ido la pinza. En fin, que espero ver pronto la segunda parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja lo que está claro es que 'Liberad a Willy' es propaganda pro orcas. Desde el 75 hay una campaña visceral para desprestigiar a los tiburones, movimiento iniciado por Spielberg. ¡Qué gentuza!

      Eliminar
  2. Yo no sé cómo alguien no se pega un tiro mientras hacen estas "cosas". ¿De verdad creen que lo están haciendo bien? o.o

    Y, lo que es más importante, ¿"qué" eres tú para poder analizar pormenorizadamente este truño sin que te haya explotado la cabeza? XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja no me ha explotado la cabeza porque me encanta ver películas malas :P

      Eliminar
  3. Yo me he partido mucho leyendo esto e incluso me han dado ganas de ver la película :'D
    cirkadia es testigo de ello.

    Esperaré con imaciencia la segunda parte de la crítica xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por Dajaev, no me hagas verla contigo >.<

      Eliminar
  4. Brutal la peli y el análisis. No sé con cuál me he reído más. Eso sí, se te olvidó la frase estrella de la 1ª parte: "Nunca volverás a reírte de un taburete de bar". Y a tomar por culo; porque todos sabemos que lo primero que hay que hacer al entrar en un garito es reírnos de los taburetes, claro está.

    ¡NECESITO 2ª parte ya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Aiba! Pues esa frase se me ha pasado, y es cojonuda. Es lo malo de volver a verla en plan rápido mientras voy escribiendo y sacando capturas de pantalla.

      Iba a escribir hoy la segunda parte pero he andado demasiado liado, a ver si para mañana o pasado la tengo lista!

      Eliminar