Si tiene el suficiente valor dramático, por supuesto que puedes meter un velocirraptor en la trama. Faltaría más.

miércoles, 5 de junio de 2013

TIPOLOGÍA DE GUIONISTAS


I - PROFESIONALES

·       Guionista de Escaleta Ideológica: la escaleta es sagrada. No va a salirse ni un milímetro de lo que diga ésta aunque lo que empiece a escribir no tenga el menor sentido. Si la escaleta lo dice, va a misa. Improvisar es de débiles.

·       Guionista McKeeniano a muerte: McKee es Dios. El guion es una línea temporal en el que el personaje hace un viaje que le cambia por dentro. El personaje debe transformarse, así están las cosas. Son muy fieros cuando otros guiones se salen de sus “normas”. Su película favorita suele ser ‘El ladrón de Orquídeas’.

·       Guionista Sydfieldistaconvencido: fieles del paradigma.Están convencidos de que, si lo siguen, su película será un éxito. Les encanta dividir sus películas proporcionalmente en actos. Están siempre pendientes de el número de páginas para saber cuándo meter un punto de giro. Tanto es así que se les reconoce porque eventualmente te cascan terceros actos de 25 páginas.

·       Guionista Descafeinado: Sólo le interesan los conflictos internos de sus personajes, de los cuales acaba especializándose sólo en uno. Busca demostrarse a sí mismo que es profundo, pero realmente aún no ha encontrado su lugar en el mundo y suele plasmar sus traumas en los personajes que crea. Busca desesperadamente reconocerse en sus personajes, a los cuales se refiere como si fuesen personas reales. Se les suele ver haciendo series diarias y telenovelas.

·       Guionista Director: tiene vocación de dirigir sus propias películas porque siendo sólo guionista no se va a comer una rosca. Describe en planos y encuadres todas las acciones de los personajes y la duración de estos. Algunos se aventuran hasta hacer storyboards, apuntar travellings al margen y esas movidas. La mayoría escribe mal los guiones para decir a los productores que lo tiene todo en la cabeza, que le dejen dirigir de una jodida vez.

·       Guionista Reduccionista: tuvo un profesor que le grabó a fuego en su mente lo de “simplificar” hasta que sólo quede lo realmente importante, que eso es lo necesario para hacer un buen guión. Por supuesto, no encuentra trabajo en televisión (por razones obvias) y se pasa la vida haciendo cortometrajes de arte y ensayo.

·       Guionista con Síndrome de Diógenes: todo le sirve. No tira ninguna escena. Se aferra a todas sus ideas como una madre a sus bebés. No da brazo a torcer en las discusiones, cada cosa tiene su razón de ser. Lógicamente, su guión suele acabar en la basura de los productores. Especialista en colar escenas gratuitas que nada tienen que ver con la trama pero que molan.


·       Guionista de consecución preestablecida: es común verles trabajar en series. Normalmente están siempre como locos porque no les da tiempo a escribir episodios de 80 minutos en el tiempo que les dan. Suelen caminar sin mirar a ningún punto fijo, chocando unos con otros. Algunos llevan grilletes.
-      Gastaposits: sin una pizarra no pueden elaborar tramas. Han olvidado el uso de papel y lápiz y te llenan todas las pizarras con post-its para poder ordenar su cabeza. Su casa también está lleno de ellos. Sus hijos suelen llevar post-its en la frente con cosas como “Llevar al colegio”, “Hacer bocata”.
- Googledoquiano: han conseguido comprar su libertad y les dejan trabajar desde casa, pero siempre conectados a Google Docs para tenerlos bien localizados. Amantes de la tecnología y el buen hacer en grupo desde casa. 
-      Enloquecido: lleva tantos años haciendo episodios de 80 minutos todas las semanas que suele golpearse la cabeza contra una pared. Ha desarrollado diversos trucos para “meter paja” en los guiones (ej. Onomatopeyas de 5 líneas, sonidos de animales en diálogos, Arial 13 con 1,5 de espaciado…)



II - AFICIONADOS

·       Guionista Cuentavidas: guionistas aficionados que sólo saben escribir de los problemas personales que padecen. Tienen vocación autobiográfica. Usan la escritura como método de autoayuda. Mucho cuidado cuando te intentan vender sus aburridos y cotidianos dramas personales.

·       Guionista de Enseñanza:
-      PseudoGuionistaAmargalumno: un guionista descafeinado frustrado. El arte no existe, son los padres. Te dará consejos contradictorios mientras todas las semanas te llueven los suspensos. Cuando lee tus escaletas se ríe de ti mientras bebe. Odia el cine actual. Odia a Christopher Nolan. Te odia a ti.
-      El Enrollao: puede que haya leído el McKee. O no. Pero se pasa el día escribiendo.Dice que la única forma de aprender a escribir es escribir sin parar. No termina de determinar cuáles son tus problemas de guión pero “le mola”. Se le reconoce por coletillas como “Va por muy buen camino, sigue así, campeón”. Realmente de guión no sabe mucho, pero le encanta la narrativa americana contemporánea. Muy útil para subir la autoestima, pero como tenga un mal día pondrá a parir tu historia delante de todos.

·       Guionista Silencioso: no sabes quién es, ni qué hace con su vida. Pero siempre está en el fondo, apartado. Tecleando. Haciendo fotos a su café y subiéndolas a Instagram. Yo qué sé. Los antropólogos aún no han determinado su naturaleza. Se dice que trabajan elaborando contenidos para webs y que suele merodear en los pisos inferiores de algunas de las productoras más reconocidas del país.

·       Guionista Friki: los conflictos internos salen solos. Lo que realmente mola son los zombies (sólo si están justificados dramáticamente, claro está). Son complejos y retorcidos. Les gusta confundir al espectador para luego deslumbrarle. Una escena sin sangre es una escena aburrida. Su concepto de evolución de los personajes es el de pasar de estar “vivo” a “muerto”.Jamás les verás haciendo dramas ni películas románticas, a no ser que haya, al menos, un dinosaurio. 

·       Guionista Pipero: guionista, normalmente con unos kilos de más, que necesita comer para escribir porque si no, no se concentra. Casi siempredevora pipas, pero otras veces suele consumir ganchitos o cereales sin leche (le da pereza levantarse a calentarla en el micro). Le encanta criticar con sumo desprecio películas desde su sofá con amigos, sobre todo las buenas. Suele escribir thrillers y, en su tiempo libre, relatos eróticos. Su palabra favorita es “tetas”.

·       Guionista Director: También existe en esta categoría. No sólo dirige y escribe, sino que también produce, edita y actúa la gran mayoría de las veces, hay distintos niveles. Si se da el caso de que actúa, suele ser desnudo, tratando de mostrar con ello su yo interior y su especial sensibilidad artística.



III – ARTISTAS

·       Guionista Clásico: les encanta dotar a sus guiones de mensaje. Llenarlos de filosofía y sutiles referencias a la literatura clásica. Tienen la ‘Poética de Aristóteles’ en la mesilla de noche y la recomiendan siempre que pueden, despreciando al ‘McKee’. Sólo ven cine en blanco y negro en versión original. Como les lleves la contraria en algo te despreciarán salvajemente. Sus gustos son la verdad absoluta, no creen en el relativismo audiovisual.

·       Guionista Romántico: le va el rollo de escribir dramas sociales intimistas, sobre todo con protagonistas femeninas de las que están enamoradas en secreto. Su sueño es que sus personajes se vuelvan reales para tener sexo con ellas, pero nunca ocurre por más que se esfuerzan y acaban frustrados. Les reconocerás porque se suicidan ahogándose en piscinas.

·       Guionista Renacentista: se cree la reencarnación del cine clásico sin tener ni idea de lo que es el cine clásico. Suele ser joven y hipster. Se cree el mesías, la jodida parusía que ha venido a rescatar a la civilización occidental de la decadencia cultural de la actualidad, pero paradójicamente no se da cuenta de que él es la verdadera decadencia. Graba en blanco y negro y en celuloide. Y toma Nesquik.

·       Guionista Barroco: Sus películas están plagadas de caos y confusión, frustración y desengaño. Buen amante de los thrillers psicológicos. Les suele gustar la mezcla de géneros, pero de forma moderada. La mayoría son gente muy pesimista cuyo objetivo es que salgas jodido del cine. Cuanto más jodido mejor. Suelen estar en las salas de cine observando si al público le dan apoplejías, para poder reírse de él.

·       Guionista Impresionista: le molan las películas de acción, pero sobre todo las de apocalipsis. Ya, si le dejan juntarlo todo en una, se corre. Su filosofía de vida es: “¿Por qué conformarme con destruir un edificio cuando puedo destruir una ciudad entera?”. Su ideal es fliparte con explosiones, volcanes, meteoritos… De hecho, nunca escribe puntos de giro, divide su estructura en “este momento es la polla” (Polling Point). Sus clímax son tan potentes que los llama “ecosistemax”.El mundo está para ser destruido. La gente está para morir.

·   Guionista Puntillista: Es incapaz de ver la emoción y la belleza en las historias. Es un ser deshumanizado completamente. Él sólo ve puntos. Puntos de escaleta. Sólo entiende de estructuras, de reglas a seguir. Le fascina lo abstracto, lo conceptual. Ve unos y ceros y por eso le gusta grabar en digital. 

·       Guionista Realista: Fanático de mostrar la realidad social. Sus temas favoritos son las historias de droga, delincuencia, putas y barrios marginales. A veces les mola sudar de las tramas y grabar el día a día de sus personajes, por muy coñazo que sea. Aspiran a que las personas normales vuelvan de su trabajo de mierda, se sienten en su sofá de mierda con su pareja de mierda y sus hijos de mierda y se ponga a ver historias de gente con los mismos problemas de mierda.

·       Guionista Expresionista: es tan jodidamente profundo que quiere transmitir en imágenes y sonidos todo lo que tiene en la cabeza. Busca expresar su estado anímico en imágenes, casi siempre es algo deprimente, otras veces son sueños. Fanático de recortar papelitos, de pintar el celuloide con plastidecors y de esnifar pegamento. Es un artista, nadie entiende qué cojones hace. Sus hijos pequeños dicen que ‘hace cosas bonicas. Su labia le permite obtener algunas subvenciones.

·       Guionista de Vanguardia:
-      Guionista Dadaísta: se toma a broma todo. Cualquier cosa es parodiable. Su película favorita es ‘Agárralo como puedas’ y la saga de ‘ScaryMovie’. No tiene sentido del ridículo ni de la vergüenza ajena. De vez en cuando se les ve haciendo alguna comedia romántica porque en el fondo sólo quieren echar un buen polvo.
-      Guionista Postmoderno: está dispuesto a desafiar todas las reglas con tal de alcanzar el éxito.La única regla del club postmoderno es que no hay reglas. Es incapaz de ser sutil, le encanta ser explicito, el espectador es tonto.Su única forma de ser original es mezclar muchos muchos géneros (más de cuatro a la vez) que no tienen absolutamente nada que ver para crear mierda extraña e infumable. Le encanta pensar en sus proyectos como sagas para ganar más dinero. Su sueño es hacer una gran trilogía, aunque no sabe cómo mierda llenar páginas, y eso le frustra mucho. Siempre dice que ‘Troll 2’ es una película adelantada a su tiempo, y razón no le falta. Le reconocerás porque llora en la ducha mientras se masturba.
-      Guionista Postmoderno en decadencia: dice que la cultura contemporánea occidental no da más de sí y que no queda nada por inventar. Odia cualquier clase de arte menos sus mierdas. Piensa que es un incomprendido, pero en realidad es un gilipollas emo. Es como el subtipo anterior, pero sin trabajo.


GuionistaEnfurecido





3 comentarios:

  1. Creo que falta una categoría más: los aspirantes a guionistas. Son personas con ideas, cultura, inquietudes y algo parecido al talento. Trabajan de otra cosa (es va de trabajos bien pagados hasta el puto paro) y aspiran a escribir remuneradamente.

    ResponderEliminar
  2. Jjajaj Excelente descripción compañero!! lo dice un guionista peruano!

    ResponderEliminar